Image Image Image Image Image
Scroll to top

Ir arriba

Claves para estar cubierto en tu seguro para auto

cobertura seguro de auto

Sin duda alguna hay distintos factores que debemos saber sobre un seguro de auto para que podamos estar bien cubiertos, ya que muchas personas, por falta de información, no contratan el seguro que necesitan o no le sacan el mejor provecho al seguro que y tienen. Los plazos para hacer una denuncia, los distintos tipos de cobertura e indemnizaciones, cuanto pagar de póliza, etc…

En la mayoría de los países los seguros de auto son un requerimiento para poder circular con tu auto, ya que ante un accidente o cualquier tipo de daño que sufra el vehículo la compañía de seguros cubra los gastos que se hayan producido durante dicha accidente, y gastos que no solo cubren el vehículo de la persona asegurada, sino de cualquier persona que esté involucrada. Aunque esto depende de la póliza que hayamos contratado.

Así que a continuación te informaremos un poco para que puedas reclamar todo lo que te corresponde con estas 6 claves para estar bien cubierto con tu seguro de auto:

1.- El pago de la prima: Este es el pago del costo de la póliza, el cual está establecido por la prima, que es el costo del seguro. Dicho valor generalmente está dividido en cuotas que deben de estar pagadas en la fecha del vencimiento de cada una para que la aseguradora siga otorgando la cobertura en caso de siniestro.

Está claro que una de las mejores cosas que puedes hacer es contar siempre con los comprobantes de pago otorgados por la aseguradora, esto en caso de que haya alguna discusión sobre la falta de pago, ya que la primer forma de comprobar el pago será mediante el comprobante, así como el resumen de la tarjeta de crédito, débito o transferencia bancaria.

2.- La denuncia: No te confundas, la denuncia con la aseguradora debe de realizarse dentro de 72 horas desde que ocurrió el accidente, de lo contrario, no podrás pedir cobertura. Si no haces tú denuncia a la aseguradora dentro de ese tiempo la única manera de obtener cobertura es demostrar que fue completamente imposible comunicarlo antes de las 72 horas. La aseguradora tiene hasta 30 días para rechazar la solicitud, si no dice nada, la ley de seguros establece que esto se toma como aceptado y que tienen que brindar la cobertura pactada.

3.- Las franquicias: Estas son una porción de dinero que va abonando el asegurado en caso de siniestro. Por esta sencilla razón es muy importante que se lea adecuadamente la póliza antes de contratarla, ya que esto puede variar dependiendo de la aseguradora y del vehículo. En estos casos, la compañía de seguros tendrá que cubrir los daños cuando superan el valor de dicha franquicia.

4.- Las indemnizaciones al asegurado: Para que la aseguradora cubra a su asegurado se tiene que suceder alguno de los supuestos que figuran en la póliza de seguro. Normalmente se cubre al asegurado de daños en su vehículo, dónde dicha cobertura es contra todo riesgo o cuando el responsable del daño en total es un tercero. En este caso, los daños por lesiones recibidas se tienen que reclamar a la aseguradora de la persona que ocasione el accidente.

5.- Los daños al vehículo: Cuando la póliza es por “todo riesgo” no tiene por qué haber discusión en cuanto a la cobertura total de los daños del auto. La mayoría de las grandes discusiones surgen cuando se contratan seguros pr responsabilidad civil, qué es una poliza conocida como “terceros o terceros completo”.

En estos casos, hay dos formas de establecer la cobertura: Destrucción total, dónde la reparación es más del 80% del costo del auto y Daño total, cuando el valor de los restos del auto no es más del 20% del valor del auto. Dependiendo de cada póliza, se pueden cubrir los daños menores.

6.- Indemnización para los acompañantes o las personas que fueron embestidas: Lo primero que tenemos que decir aquí es que este tipo de pagos no se hacen en el momento del siniestro. En un accidente tenemos que solicitar y dar datos personales, de testigos presenciales, de la aseguradora y del vehículo. En dado caso de una intervención policiaca y personal médico, tenemos que guardar todos los datos que nos permitan realizar una investigación sobre los hecho, seguimiento de la causa penal y posibles lesiones de todas las personas que estuvieron involucradas en el accidente.

Las indemnizaciones tienen que ser solicitadas ante la aseguradora del auto que embistió. Si dicha aseguradora no lo cubre, se debe de iniciar una acción judicial en contra del asegurado y su compañía de seguros.

Para concluir, si tienes presente cada una de estas claves, es muy posible que puedas reclamar lo que te corresponde. Aunque es un hecho que se debe de evaluar el caso específico y lo expuesto puede no implicar un asesoramiento al reclamo puntual, sino sólo una sugerencia sobre cómo se tiene que proceder. No olvides que estar bien informado sobre tu póliza de seguro es una gran ventaja.

No hay comentarios
Deja tu duda o comentarios